No hay nada repartido mas equitativamente en el mundo que la razón; todo el mundo está convencido de tener suficiente.

Descartes